LA VIDA PERRA DE CHUKRI: Pasé un día apasionante en Tánger con Mohamed Chukri (1935-2003). Conversamos, bebimos y le hice algunas fotos. Quedé en regresar, pero cayó enfermo y murió ese mismo año. Fue entonces cuando, partiendo de alguno de esos primeros retratos, decidí llevar a cabo una evocación fotográfica de su obra. La oficialidad marroquí no le perdonaba el haber contado por escrito su vida al borde del abismo una vez que dejó de ser analfabeto superados los veinte años. Tras esa sorprendente historia de superación en medio de un desgarrador entorno está "La vida perra de Chukri".